Centro de Estética Esperanza

927 416 867/ 610 548 686 info@esteticaesperanza.com

Riesgos del sol si no preparas la piel antes, ¡Atención!

riesgos del sol

Riesgos del sol si no preparas la piel antes, ¡Atención!

Llega el verano y preparar la piel para el sol es imprescindible si no queremos sufrir las consecuencias menos positivas de una exposición inadecuada. El sol tiene grandes beneficios para nuestra salud, principalmente el aporte de Vitamina D  necesaria para que nuestro organismo absorba el calcio y tengamos unos huesos fuertes. Sin embargo, si te expones al sol  sin una preparación previa y sin la protección adecuada puedes sufrir algunos riesgos.

Principales riesgos de tomar el sol

Cada año los médicos y dermatólogos nos recuerdan los riesgos que asumimos cuando nos exponemos al sol, motivados sobre todo por conseguir un bronceado perfecto para vernos más atractivos. A pesar de sus advertencias, la piel morena sigue siendo hoy día un símbolo de belleza tanto en hombres como en mujeres y por eso, muchas veces pasamos por alto esos consejos a favor de vernos más favorecidos.

Pero, ¿qué riesgos estamos asumiendo cuando tomamos el sol? ⚠️

1.Cáncer de piel- melanoma

El cáncer de piel es una de las peores consecuencias de una exposición inadecuada al sol y hasta que no le afecta a una persona conocida o cercana no creemos del todo esa posibilidad. La incidencia de esta enfermedad crece cada año y estamos hartos de escuchar la cantidad de casos que hay en gente joven y en personas expuestas al sol con frecuencia como deportistas o trabajadores de la construcción que pasan horas y horas absorbiendo rayos ultravioletas.

En el desarrollo del melanoma influyen varios factores:

  • Genéticos, personas con antecedentes familiares que lo han sufrido
  • Fototipo de piel: las personas de ojos y pelo claro que tienen dificultad para broncearse tienen más riesgo
  • Edad, más probabilidades de pacederlo a partir de los 40 años
  • Exposición repetida y continua
  • Quemaduras solares desde la infancia. De ahí la importancia también de proteger mucho a los niños más pequeños, ya que esas quemaduras pueden pasar factura en la edad adulta

2.Alergia

Entre los riesgos del sol está la aparición de alergias tras la exposición prolongada o incluso moderada. Algunas personas presentan ampollas, placar rojas o habones en el cuello, los brazos, las manos y la cara. Estas alergias pueden deberse muchas veces a la reacción del sol con otros elementos como cosméticos o medicamentos que las personas están consumiendo y que están contraindicados con la exposición a los rayos solares.

3. Envejecimiento prematuro de la piel

¡Antes morena que joven! Muchas personas no se dan cuenta de que su piel está muy envejecida a pesar de su juventud y de que mucha culpa de esas arrugas y envejecimiento prematuro de la piel la tiene el exceso de sol. Es frecuente ver chicas o chicos jóvenes con una piel estropeada, con falta de hidratación y elasticidad y muy arrugada pero…eso sí, bronceados al máximo. ¿Acaso es eso bonito? Cada cual que juzgue pero no solo no es atractivo sino que tampoco es sano, con lo cual, si no lo hacemos por la estética, hagámoslo al menos por la salud.

4.Eritemas y quemaduras

El sol puede producir quemaduras si no usamos un protector adecuado y no evitamos las horas en las que es más dañino. Las quemaduras pueden ser graves en algunos casos pero antes de que éstas aparezcan podemos tener eritemas, que es un enrojecimiento de la piel expuesta al sol que puede picar y escocer y además durar varios días.

5. Aparición de manchas

Entre los riesgos del sol está también la aparición de manchas en el rostro o diferentes zonas del cuerpo. Una protección inadecuada o nula y  los factores genéticos o el tipo de piel pueden provocar reacciones cuando nos exponemos a los rayos solares que deriven en antiestéticas manchas que a veces resultan muy difíciles de eliminar. En estos casos, estar bronceado no significará estar más favorecido sino todo lo contrario.

6.Cataratas y trastornos de la vista

¿No sabías aún que el sol puede dañar tu vista y producir cataratas? Muchos oftalmólogos ya han subrayado las consecuencias que puede tener la exposición para nuestros ojos, desde lesiones en la córnea o cáncer en los párpados hasta ceguera total. De hecho, la Organización Mundial de la Salud destaca que el 20% de los casos de cataratas se deben a una exposición prolongada a las radiaciones solares.

Son los riesgos más destacados pero hay otros como la inhibición del sistema inmunitario, la fotodermatosis (una especia de alergia al sol) o la queratosis solar. Así es que, ten mucho cuidado porque cualquiera puede sufrir estas consecuencias.

¿Cómo preparar nuestra piel para el sol?

Lo primero que debes hacerte es un diagnóstico personalizado gratis para conocer tu tipo de piel y los productos más adecuados en tu caso para evitar estos riesgos. A partir de ahí, puedes someterte a un tratamiento solar que prepare tu piel antes de que llegue el verano o vayas a exponerte más de la cuenta.

CTA-Diagnostico-Facial

Una exfoliación o un peeling corporal y facial es necesario para eliminar todas las células muertas y conseguir que el bronceado sea más uniforme, evitando así la aparición de manchas o un bronceado desigual y antiestético.

El emplasto de algas o sales naturales es perfecto para que la piel esté sana y en su mejor estado antes de que llegue el tiempo de acudir a la piscina o la playa. Y por último, un buen masaje con una combinación de aceites esenciales para hidratar y regenerar la piel.

Todos estos cuidados puedes combinarlos con complementos nutricionales, vitaminas, aminoácidos y antioxidantes que protegen la piel frente a los radicales libres y el daño celular que produce el sol. La nutricosmética solar está pensada para aportar todos esos complementos necesarios para proteger nuestras células y tejidos internos y mejorar nuestro aspecto exterior actuando desde el interior.

Además de esas ventajas, estos complementos nutricionales tienen otras ventajas como la disminución de la aparición de manchas, eritemas y quemaduras solares y una protección extra a la crema solar.

Además de preparar la piel con tiempo suficiente, existen unos consejos básicos que siempre debemos seguir frente al sol para evitar esos riesgos como son la exposición a primera hora de la mañana o última de la tarde (evitando las horas centrales del día); hacerlo de forma progresiva comenzando con pocos minutos al día; hidratación y una crema solar adecuada a nuestro fototipo de piel, que debemos aplicar cada dos horas o después de cada baño.

¡Estás a tiempo de preparar tu piel y disfrutar del sol este verano! Si quieres conocer nuestros tratamientos para el sol, contacta aquí con el centro.

Author Info

Estética Esperanza

Sin comentarios

Introduce un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR
 

Pin It on Pinterest