Centro de Estética Esperanza

927 416 867/ 610 548 686 info@esteticaesperanza.com

Cómo acabar con el estrés en verano y disfrutar a tope de las vacaciones

acabar con el estres

Cómo acabar con el estrés en verano y disfrutar a tope de las vacaciones

Acabar con el estrés es un deseo de muchas personas durante todo el año pero en especial cuando llega el verano y empiezan las vacaciones. A pesar de que unos días de descanso puedan parecer una liberación y por tanto, la desaparición del estrés acumulado, no siempre es así. A veces, esas vacaciones tan deseadas nos producen ansiedad por diferentes motivos y eso influye en que no las disfrutemos a tope.

Hay formas de planificar una escapada y aunque la previsión beneficia y reduce el estrés no hay que obsesionarse con una organización estricta de todo. Si quieres que esos días de descanso sean placenteros y no se vuelvan en tu contra ten en cuenta estos consejos.

1.Controla los gastos

A la hora de pensar en un viaje para desconectar de la rutina y pasar nuestras vacaciones, una de las cosas a tener en cuenta es la economía. ¿Qué nos podemos permitir?, ¿Cuánto gastaremos en el destino?, ¿Invertiremos más de la cuenta en el hotel, los vuelos, las actividades extra…?

Aunque no seas consciente y si no eres precisamente rico o millonario, el dinero puede generar estrés antes de empezar las vacaciones pero también durante las mismas. El hecho de gastar en ocio no siempre nos motiva y a veces creemos que estamos actuando mal o malgastando cuando en realidad es una inversión que beneficia a nuestra salud y que necesitamos para ser más productivos a la vuelta.

Por eso, los expertos en salud y coaching recomiendan que si no has ido ahorrando durante el año para las vacaciones, que es lo ideal, anotes tu previsión de gasto y hasta dónde puedes llegar para que no te afecte y no regreses sin un euro en el bolsillo. De esa forma, el dinero no será un problema y disfrutarás más de esas vacaciones.

2. Olvídate del móvil

Vivimos permanentemente conectados a nuestro smartphone y eso nos tiene en alerta las 24 horas del día. Llevarte el móvil a tus vacaciones puede ser útil y se recomienda para cualquier problema, accidente o incluso para sacar las fotos de tu viaje. Pero, ¡ojo! úsalo lo imprescindible, procura apagarlo por la noche, no lo estés mirando a todas horas…las llamadas no siempre son urgentes ni importantes pero sí pueden estresarte cuando estás fuera.

Disfruta a tope de esos días de descanso y recuerda que hace unos años vivíamos sin móvil y estábamos muy agusto. Ahora es complicado no hacer uso del teléfono a diario pero al menos olvídate de él por unos días.

3.No consultes el correo

Dependiendo del tipo de trabajo que tengas y de lo necesarias que para ti sean las nuevas tecnologías el uso del correo electrónico puede producirte estrés y la necesidad de que tienes que seguir atendiendo a clientes a través del mail.

Estás de vacaciones y si no tienes a alguien para delegar, lo mejor es que automatices un correo genérico que diga “Del 1 al 15 de agosto, estoy de vacaciones. Si es urgente llama al, y si puede esperar, a la vuelta te atenderé. Gracias”. De esa forma, estarás más tranquilo sabiendo que si nadie llama, ese email puede esperar.

4.Deja a un lado las Redes Sociales

Cada vez más personas están enganchadas a diario a las redes sociales. Ya no solo como medio de entretenimiento sino también de trabajo. Si tienes páginas de tu empresa en redes sociales, lo suyo es que te las gestione un profesional para que tú no tengas que preocuparte de nada y si no es así, al menos tenlas bien organizadas y programadas con un calendario anual de publicaciones para que en vacaciones puedas tomarte un respiro.

Si tienes las aplicaciones de Redes Sociales en tu móvil, es mejor que las desinstales al menos durante tu salida para que las notificaciones no te tengan en vilo.

5.Descansa bien por la noche

El descanso nocturno y también la siesta si estás acostumbrado puede ayudar a liberar tensiones. Lo que ocurre es que una cosa desencadena la otra y si estás estresado no dormirás bien y viceversa. Si haces ejercicio y te mantienes activo es más probable que te cueste menos dormir pero algunas personas no lo consiguen y necesitan recurrir a otros métodos como por ejemplo la ingesta de algún complemento alimenticio o nutricosmético ideados para favorecer el sueño.

6.Aliméntate como te apetezca, sin pasarte

Si sueles cuidarte durante el resto del año pero para ti supone un gran sacrificio evitar ciertos alimentos, en vacaciones puedes permitirte saltarte esa alimentación tan sana y estricta. Hay alimentos de verano que son muy saludables y tienen grandes sacrificios pero a todo el mundo le apetecen unas cañas fresquitas con pescadito frito en un chiringuito de la playa, un helado al atardecer o una paella bien contundente para comer.

No te obsesiones con la alimentación en tus días de escapada, pero tampoco te pases si eso va a suponer que te estreses más de la cuenta cuando te subas a la báscula y veas que has ganado algún que otro kilo.

7.Relájate con un buen masaje

Si quieres empezar con fuerza y vas a seguir los consejos anteriores por qué no darte un capricho y empezar las vacaciones con un buen masaje que te deje como nueva para afrontar tu descanso con energía y ganas desde el primer día.

Los rituales de relajación o los masajes son ideales para liberar nuestro cuerpo y nuestra mente y son sin duda un pequeño capricho que de vez en cuando te conviene.

Son algunos consejos para que este y los próximos veranos, tus vacaciones sean lo más placenteras posibles. ¡A disfrutarlas a tope!

 

Author Info

Estética Esperanza

Sin comentarios

Introduce un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR